mSoluciona Leon

León

Av. Lancia 2. Bajo

24004 León

Tel: 987266058
Mov: 616400973

Noticias

perdida-vision-mayores

La pérdida de visión en los mayores afecta a su calidad de vida

La pérdida de visión en los mayores afecta a su calidad de vida, algo de sobra demostrado por los casos que se estudian de manera continua. Lo mismo que ocurre con la presbiacusia, es recomendable que las personas, a partir de los 50 años, se hagan una revisión anual de la vista.

El oído y la visión son dos sentidos delicados que comienzan a hacer aguas en la mayoría de los casos con el envejecimiento. En concreto, cuando hablamos de los ojos, las personas a cierta edad comienzan a notar síntomas como pérdida de agudeza visual, visión lateral menor, sequedad ocular… algo que, irremediablemente, afecta a la calidad de vida de la persona.

Es importante, por tanto, que acudamos una vez al año a una revisión con el especialista, con el fin de prevenir posibles problemas oculares en el  caso de no sufrir ninguno, y de contrarrestar aquellos que pudiéramos padecer en el presente.

Los síntomas más frecuentes que se comienzan a sentir con la edad y, por tanto, nos avisan de que debemos ir al oftalmólogo son los siguientes: menor tolerancia al resplandor, dificultad para diferenciar colores primarios, reducción de la visión periférica y del campo de visión, sequedad ocular que nos impide producir lágrimas y aparición de partículas pequeñas, conocidas comúnmente como moscas o manchas flotantes.

La presbicia o vista cansada es el principal problema a partir de los 45 años, y se va acentuando poco a poco con el paso del tiempo. Se trata de un defecto visual que nos impide ver los objetos de cerca o leer a corta distancia. Con esto, queremos decir que unos 17 millones de personas en España la padecen. Y aunque este problema se puede subsanar con unas gafas de cerca, hay otros a los que sí debemos prestarles mayor atención.

Entre ellos destaca el glaucoma, una enfermedad del ojo que nos va quitando visión de manera gradual. Uno de los mayores peligros, es que no presenta síntomas, por lo que la pérdida de visión puede ser repentina.

Sin embargo, con revisiones periódicas, un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado, podemos prevenirla y conservar la vista. Es por ello que insistimos tanto en la importancia de acudir al especialista aunque no notemos nada raro en nuestros ojos.

Pero ¡ojo! En este caso, la presión intraocular constituye un factor de riesgo. Hasta ahora se pensaba que era el desencadenante. Sin embargo, está demostrado que las personas con una presión intraocular normal, también pueden padecerlo.

Otras patologías que también pueden producirnos ceguera parcial o total, son las cataratas, la degeneración macular y la retinopatía o enfermedad en la retina, que se puede dar a causa de la diabetes o la presión arterial alta.

Como no podía ser de otra manera, todas estas alteraciones visuales y episodios de ceguera influyen, y mucho, en la calidad de vida de los mayores. Interferirá de un modo significativo en la realización de determinadas actividades, las relaciones sociales o el progresivo aislamiento de la persona. Y por supuesto, en las caídas que sufren las personas mayores.

Ahora que conoces las consecuencias de la pérdida de visión, ¡pon remedio a tiempo y pide cita al menos una vez al año con el especialista!


También te puede interesar: Ojo seco y la importancia de las lágrimas

28-Marzo-2017



Volver